lunes, 1 de octubre de 2007

Incuestionable engendro del Señor

Primero fue la luz, después las demás cositas que conocemos (costilla del primer pollerudo, incluida), después vino la primera rascada de higo celestial (a continuación del sexto día) y cuando vio que estaba todo más o menos encaminado, se quiso hacer el alterno y tiró fruta con el ornitorrinco.
Como vio que no tuvo mucho impacto de marca ni aceptación entre sus hijos, pensó y pensó durante un tiempo prudencial como para enmendar el error cometido e inventar algo realmente groso, algo sin fisuras, incapaz de cometer errores. Y ahí, mientras terminaba de pegar un avioncito de madera balsa con epoxy, dijo "Ya se!" (o al menos es lo que los teólogos más estudiosos afirman) y creó la máquina expendedora de boletos para colectivo.
Ustedes se preguntarán "Y a este pelotudo que escribe, ¿Qué le pasa?". Y yo les voy a contar que me pasa.

Pasa que me hincharon los huevos los bondineros que ante cualquier duda, liberan de toda responsabilidad a sus Divinas máquinas cortaboletos, inculpando al potencial pasajero y haciéndole pagar demás (cuando alguna falla técnica se hace presente) en el 98% los casos*.

*datos estadísticos corroborados por Ninja, (mi tortuga) que debe dos finales y se me recibe de contadora pública.

8 comentarios:

Araña dijo...

pagar demás? o pagar de más??

ani. dijo...

Cómo le va, don Rod? Tiene razónnnnnnnn!! Me pasó mil veces, la máquina se planta y no devuelve los centavitos, que multiplicaditos son un montón. Y el sr. fercho en todos los casos apaña a su engendro. Para mí que lo que sobra pasa a engrosar sus faltriqueras (las de ellos).
Hasta luego

Anónimo dijo...

Si, la culpa no es de las máquinas, es nuestra que no se las metimos bién en el orto el primer día.

Conchudos, pongan guardas de carne y güeso!!
Que saluden, ayuden a los viejitos, llamen a la policía si pasa algo, atiendan partos, apaguen incendios, limpien vómitos, y de paso dupliquen la cantidad de afiliados al sindicato.

r.- el corre ambulancias dijo...

cuando se traba la maquina, hago uso de mi proverbial paciencia, y le clavo dos cortitos al costadito de la maquina, y en gral, el colectivero entiende el mensaje

Roberto Sánchez dijo...

las creo dios pero las carga el Diablo...

salud y buenos alimentos

NeoSatan dijo...

Antes de inventar las maquinas expendedoras de boleto invento las vijeas que cuentan las moneditas de diez y te piden el asiento.
Y el gordo con cara de ex presidiario que se lleva puestas todas las esquinas.

Aparece cada tanto afilado y enojado....

Rodrigo dijo...

araña: si, tenía la duda y si, resolví mal ¿Y qué? ¿Eh? ¿Eh?

ani: debe ser un negociado (diría mi abuela)

anónimo: no cambian los bondis para no gastarse el subsidio del gobierno. Revenden el gas oil subsidiado a empresas de camiones para ganar plata por izquierda. ¿Y usté le pide que piensen en el usuario? Ja! (Disculpe)

r.-: habrá que probar por el lado poco amable entonces...

roberto: una vez más una gran verdad...

neo: o las que se te cuelan "dejandoporsentado" que las ibas a dejar pasar en la fila. Las detesto con lo más profundo de mi ser...

Suerte! Ahí se ven, babosos...

Mileth dijo...

esa intro que deriva en el ornitorrinco me li-qui-dó
idolonnnn!